Métodos preventivos para evitar plagas y enfermedades en tu jardín:

  • Compra siempre plantas de calidad, bien criadas, con buenas raíces pero no congestionadas, tallos vigorosos, y bien proporcionadas.
  • Antes de comprarlas inspecciónalas por si traen alguna enfermedad, plaga o herida.
  • El clima es un factor muy importante para un cuidado sano de tu jardín, elige especies que vivan bien en tu clima.
  • Conoce bien tu suelo y elige plantas adecuadas a las características del suelo de tu jardín.
  • Mejora las características del suelo: labra, abono orgánico, drenajes si es necesario por ser un suelo que se encharca largo tiempo.
  • Protege tus plantas del viento fuerte con verjas y mallas.
  • Si no vas a regar frecuentemente, no elijas especies que exijan mucha agua.
  • Si la planta es de sombra, no la pongas a pleno sol.
  • Una planta con un mantenimiento adecuado, con su riego, su abono, su luz, y temperaturas,  es mucho más resistente a los ataques de plagas y enfermedades por estar fuerte y vigorosa.
  • Riega lo necesario, ni mucho ni poco. El riego excesivo acarrea la pudrición de las raíces y que se "malacostumbren" al riego, sufriendo cuando les falte un cierto tiempo. Tampoco deben pasar sed las plantas.